El Ayuntamiento de Lucena hace un llamamiento a la precaución ante la sequía

13 Ago 21 | Mamen Beato, Medio Ambiente

Campañas de buenas prácticas, corte de abastecimiento en instalaciones municipales cerradas y reducir la presión de la red durante la noche son algunas de las medidas recogidas en el decreto

El Ayuntamiento de Lucena ha activado un plan de medidas y buenas prácticas del consumo de agua ante la preocupación por la situación de sequía. Así, el pasado tres de agosto, el gerente de Aguas de Lucena emitía un informe relativo a la situación que, según la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, en Lucena se sitúa en el umbral de “escasez severa”.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa esta mañana la consejera de Aguas de Lucena y concejala de Medio Ambiente, Mamen Beato. “Como bien saben las precipitaciones han sido muy escasas este año y el pantano de Iznájar se encuentra ahora mismo al 24.37% de su capacidad, siendo de estos solo útiles 150 hectómetros cúbicos”, por lo que la edil lucentina señalaba la importancia de lanzar una campaña de concienciación con medidas de aplicación en todo el término municipal de Lucena.

El primer paquete de medidas se llevará a cabo en las próximas semanas por parte de la Delegación de Medio Ambiente y consiste en la difusión de campañas publicitarias para fomentar el ahorro del agua. A nivel municipal se minimizarán los riegos en parques y jardines, también los baldeos en calles, plazas y vías públicas, salvo aquellos que se realicen con aguas regeneradas, y se pararán y vaciarán las fuentes ornamentales.

El plan de medidas también recoge en el decreto el corte en el abastecimiento de instalaciones cerradas, como colegios y edificios municipales, y la instalación de electroválvulas para interrumpir el suministro en las horas que los edificios públicos estén cerrados o sin actividad.

Por parte de la empresa Aguas de Lucena ya se está trabajando en la búsqueda y reducción de fugas en la red de abastecimiento y se reducirá la presión de la misma durante la noche. Además, está previsto reforzar las campañas de detección de fraudes y usos indebidos de agua potable.

“Con este decreto – explicaba Mamen Beato – queremos concienciar ante la sequía y me gustaría invitar a la ciudadanía a que haga un uso responsable de este recurso tan escaso para no dar lugar a pasar al siguiente nivel, que nos situaría en el umbral de “escasez grave”, con las correspondientes medidas que esto provocaría”.